En Estados Unidos, tres potenciales tiroteos masivos fueron desbaratados en los últimos días.