“Las alarmantes condiciones de vida en Venezuela se agravan cada día”, alertan expertos en derechos humanos.