Siin embargo, 600 volvieron a trabajar en las mismas condiciones por segunda vez. Las personas con un bajo nivel de educación son las que tienen más probabilidades de caer en la esclavitud laboral. Más probabilidades cuanto menor es la educación que han recibido.