El jueves, a seis días de que Nueva Zelanda sufriera la peor masacre de su historia, la primera ministra Jacinda Ardern anunció que su gobierno tomará medidas restrictivas con respecto a las armas de destrucción en masa, como las que fueron utilizadas por un supremacista blanco en dos mezquitas en la ciudad de Christchurch en un ataque que dejó un saldo de 50 víctimas mortales y casi 50 heridos. 

El Poder Ejecutivo cesó en el día de la fecha al comandante en jefe del Ejército, general de Ejército Guido Manini Ríos. 

Investigan a funcionarios públicos y militares mientras el precandidato del FA recibió la solidaridad de Vázquez y de todo el espectro político. 

Estados Unidos y Corea del Sur cancelaron sus próximas maniobras militares conjuntas anuales, en una decisión que presumiblemente alivie las tensiones con Corea del Norte, que considera los ejercicios una provocación. 

Los gobiernos de México y Uruguay convocaron a una reunión internacional en Montevideo que se llevaría a cabo la próxima semana para discutir una solución pacífica a la crisis en Venezuela. 

El miércoles, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ordenó la retirada de las 2.000 tropas estadounidenses desplegadas en Siria, una decisión que sorprendió a muchos en el gobierno y alrededor del mundo. 

En Brasil, el recientemente electo gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, propuso extender e intensificar la intervención militar en la ciudad, incluyendo una iniciativa para autorizar a francotiradores a dispararle a cualquier persona que porte un arma en los barrios pobres, conocidos como favelas. 

The New York Times dio a conocer que autoridades estadounidenses se reunieron con funcionarios rebeldes venezolanos para discutir golpe contra Maduro. 

En Siria, los soldados turcos y combatientes sirios que cuentan con el apoyo de Turquía tomaron el control de la ciudad siria kurda de Afrin el domingo, luego de un ataque de dos meses en la ciudad por parte de Turquía.

La toma de poder expande el control territorial de Turquía en el norte de Siria y representa un duro golpe para los esfuerzos kurdos de lograr la autonomía.

Los activistas afirman que cientos de civiles murieron en el ataque, que también obligó a miles de personas a huir. El domingo, decenas de grupos kurdos y de izquierda de Turquía exigieron a la comunidad internacional que presione a ese país para que se retire de Afrin.

El legislador turco Berdan Öztürk declaró: “Solicitamos a la Organización de las Naciones Unidas, al Consejo Europeo, al Parlamento Europeo, a las fuerzas de la coalición internacional, a los países islámicos y a la comunidad internacional en general que tome medidas para impedir de forma inmediata la tragedia en Afrin y que se obtengan resultados concretos, entre ellos el retiro de todas las fuerzas armadas que ingresaron a Afrin”.

Democracy now

En Siria, observatorios de derechos humanos afirman que, en las últimas 24 horas, al menos 70 personas han muerto en los últimos ataques aéreos y de artillería del gobierno sirio, respaldado por Rusia, contra Guta Oriental, distrito ubicado en las afueras de la capital, Damasco. 

Página 1 de 2