Al menos 10 millones de personas son apátridas en todo el mundo, asegura un nuevo informe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). 

Aproximadamente 250 millones de personas, el 5% de la población adulta mundial, consumió drogas por lo menos una vez en 2015.