Estados Unidos lanzó un misil balístico intercontinental esta mañana desde la base de la fuerza aérea Vandenberg en California, en medio de crecientes tensiones con Corea del Norte.  

Corea del Norte realiza ensayo con misil intercontinental; en represalia, Estados Unidos realiza ejercicios militares.

Ha vuelto a aumentar la tensión entre Estados Unidos y Corea del Norte. El viernes, el gobierno norcoreano realizó un ensayo con un misil balístico intercontinental que, según expertos, podría ser capaz de llegar a la costa oeste de Estados Unidos. Corea del Norte afirma que el ensayo fue una advertencia a Estados Unidos para que deje de imponer sanciones contra ese país.

KRT News: “El motivo por el que realizamos una simulación de máximo alcance de una prueba de lanzamiento de un misil balístico intercontinental fue enviar una firme advertencia a Estados Unidos, quien ha aplicado nuevas sanciones contra Corea del Norte, de que están locos. Si Estados Unidos no recapacita y sigue recurriendo a la fuerza militar y a ‘sanciones severas’, la Corea del Norte responderá con un acto decidido de justicia, como ya lo hemos declarado”.

En respuesta al ensayo de Corea del Norte, Estados Unidos sobrevoló dos aviones caza B-1 en la península de Corea y nuevamente realizó un ensayo de su sistema de defensa antimisiles THAAD, situado en Alaska.

Estados Unidos desplegó un sistema de defensa antimisiles THAAD similar en Corea del Sur, a pesar de las objeciones expresadas por los habitantes locales.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, también se quejó en Twitter de que China no está haciendo lo suficiente para contrarrestar las acciones de Corea del Norte. Trump tuiteó: “Estoy muy decepcionado de China. Nuestros líderes anteriores, de manera muy ingenua, le permitieron ganar cientos de millones de dólares al año en el comercio; sin embargo, ellos no hacen NADA por nosotros con Corea del Norte, son puras palabras. No permitiremos que esto continúe. China podría resolver este problema fácilmente”.

Las tensiones han aumentado entre Estados Unidos y Corea del Norte desde que Trump asumió la presidencia y se vieron exacerbadas por el método errático de Trump de conducir la política exterior mediante las redes sociales, sin consultar antes al Pentágono.

La semana pasada, cuando Trump anunció en tres tuits diferentes que prohibiría a las personas transgénero servir en las fuerzas armadas de Estados Unidos, muchos oficiales militares pensaron al principio que estaba declarando la guerra a Corea del Norte. El primer tuit decía simplemente: “Tras haber consultado a mis generales y expertos militares, les informo que el gobierno de Estados Unidos no aceptará ni permitirá…”. Trump demoró nueve minutos en publicar el segundo tuit, que puso fin a la especulación.

Democracy now