“Vivir no es otra cosa que perdonarse y saber perdonar, obrar ecuánime y hacer recuento de lo experimentado, como si fueras a fenecer mañana o a caminar por siempre”.

“Somos gentes de anhelos, por ser familia unida e indivisible, y yo no puedo desentenderme del pulso de mis semejantes.” 

“Creo que nos falta ambición por sentirnos humanidad.” 

El afán regulador no tiene fin. Parece que necesitamos la regulación de cosas tan poco regulables como las ganas de hablar y de debatir, sea dónde sea. 

“Unirse es un buen plan y un justo concebir. Trabajar juntos es el gran avance, el mayor progreso, pues lo que se hace corazón a corazón, revierte en humanidad.” 

El “eje del mal” apareció por primera vez en el discurso del Estado de la Unión del expresidente George W. Bush de enero del año 2002. 

“Uno antes ha de ser corazón para poder hacer camino”. 

“Todo hay que acompasarlo, también nuestros propios pasos, sin perder el equilibrio jamás entre deberes y derechos”. 

“Discriminar siempre es inhumano”. 

Página 1 de 10