En Moscú, informes locales denuncian que la policía rusa detuvo a cerca de 100 personas, incluyendo al político opositor Alexei Navalny, en una manifestación que condenaba la corrupción policial por el reciente arresto del periodista independiente Ivan Golunov. 

En Australia, agrupaciones a favor de la libertad de prensa han hecho sonar la alarma sobre dos redadas policiales a periodistas. 

En Afganistán, los defensores de los derechos de las mujeres están exigiendo justicia luego de que dos hombres armados asesinaran a disparos a una prominente ex periodista radial y asesora del Gobierno el sábado en Kabul. 

El miércoles en Belfast, Irlanda del Norte, se llevaron a cabo los servicios fúnebres para la periodista Lyra McKee, quien recibió un disparo en la cabeza por parte de un militante nacionalista irlandés durante los disturbios ocurridos la semana pasada en la ciudad de Derry. 

Las autoridades de Filipinas arrestaron a la galardonada periodista Maria Ressa en el marco de un caso de difamación cibernética. 

La fundadora del sitio independiente de noticias Rappler regresó a Filipinas a pesar de haber sido emitida una orden de arresto en su contra por evasión de impuestos. 

La CIA concluyó que el príncipe heredero de la corona de Arabia Saudí, Mohammed bin Salman, ordenó el asesinato del periodista Jamal Khashoggi, quien ingresó al consulado saudí en la ciudad turca de Estambul el 2 de octubre y no se lo volvió a ver. 

En Estados Unidos, la Casa Blanca se comprometió a reimponer el retiro del pase de prensa de Jim Acosta, periodista de la cadena televisiva CNN, cuando, dentro de dos semanas, expire la orden temporal que impuso un juez para restaurar sus credenciales de prensa. 

En Arabia Saudí, el fiscal público anunció que imputará a once personas por el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi y que solicitará la pena de muerte para cinco de los acusados. 

Una grabación de audio del asesinato de Khashoggi implicaría al príncipe heredero de la corona saudí. 

Página 1 de 3