Trece personas resultaron muertas el miércoles cuando un desconocido abrió fuego contra una multitud que celebraba una “noche universitaria” semanal en un bar de música country en el Sur de California.