La Organización de las Naciones Unidas (ONU) acusó al Gobierno de Nicaragua de reprimir y tomar represalias contra los críticos del gobierno tras una ola de protestas que se desató en el país a partir de abril. 

El Gobierno de Nicaragua debe adoptar medidas importantes para evitar una mayor pérdida de vidas, hacer frente a la impunidad y garantizar la justicia a las víctimas tras semanas de protestas y violencia, asegura Zeid Ra´Ad Al Hussein en un comunicado.

En casi dos meses de protestas y al menos 148 muertos, Nicaragua se enfrenta a la determinación de su presidente Daniel Ortega que enfrenta manifestaciones de vastos sectores que reclaman cambios políticos. 

El presidente de Nicaragua elimina recortes a las pensiones de jubilación mientras el número de muertos en las protestas asciende a 26. 

La policía enfrentó una manifestación en el centro de Buenos Aires que protestaban por los despidos y ajustes en organismos públicos.