El 17 de junio de 2019 el Vaticano emitió un documento en el que recomendaba al Sínodo Pan-amazónico, que se celebrará en Roma el próximo mes de octubre, que se considere la ordenación sacerdotal de hombres casados, ancianos y respetados, especialmente indígenas, para las regiones alejadas de la Amazonia. 

El papa Francisco, la máxima autoridad de la iglesia católica, reconoció por primera vez que sacerdotes y obispos fueron culpables de abusar sexualmente de monjas. 

El papa Francisco se reúne en Irlanda con sobrevivientes de abuso sexual cometidos por sacerdotes católicos. 

En una carta histórica, el papa condena el abuso sexual por parte de la Iglesia Católica y su encubrimiento. 

Sacerdotes de Pensilvania encubrieron su abuso a 1.000 niños.