Operativo policial en la casa de CFK

 

Con perros y efectivos de Infantería, la Policía Federal de Argentina ingresó al departamento de la ex presidenta y senadora Cristina Fernández de Kirchner (CFK) en el barrio porteño de Recoleta.

 

El abogado de CFK, Carlos Beraldi, denunció que fue obligado por la policía a retirarse del lugar en pleno operativo y afirmó que se trata de "una clara violación a los principios del Estado de derecho".

Efectivos de la Policía Federal ingresaron pasadas las 12:05 al edificio del barrio porteño de Recoleta donde reside la expresidenta Cristina Kirchner, en el marco de los allanamientos dispuestos por el juez federal Claudio Bonadio. La policía llegó en seis camionetas y en torno al domicilio se registraba un exagerado operativo de seguridad a cargo de efectivos de Infantería.

“Una vez más estamos frente a una farsa y no un procedimiento judicial”, denunció el abogado de CFK, Carlos Beraldi, quien planteó que se trata de "una clara violación a los principios del Estado de derecho". Desde la puerta del edificio de Recoleta, denunció a los medios que una orden judicial le ordenó retirarse del inmueble mientras se realiza la requisa.

“Mientras se desarrollaba el procedimiento de una manera absolutamente normal y cuando estábamos colaborando, por disposición del juez Bonadio fui obligado a retirarme del domicilio y evitar que yo, como abogado defensor, controle el procedimiento”, relató Beraldi, quien aclaró que se había dejado entrar a las fuerzas de seguridad tal cual como estaba previsto. “Yo mismo puse a disposición todos los elementos del domicilio para que fuera inspeccionados pero evidentemente acá no se quiere hacer ninguna inspección, acá se quiere hacer una farsa en donde el juez una vez más muestra su ilegalidad”, puntualizó.

Según trascendió, CFK permanece en la vivienda de su hija Florencia en el barrio de Constitución y podría dirigirse luego al Instituto Patria.

Fuente: Página 12

La ex presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner,se defendió en un discurso de 20 minutos en el Senado argentino disparando sus argumentos al juez Claudio Bonadio y su fallo en su contra.