Miércoles, 11 Abril 2018 11:47

Fiebre amarilla: Mil millones serán vacunados

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Esta vacunación masiva, liderada por la Organización Mundial de la Salud y UNICEF, se enmarca dentro de la Estrategia mundial para eliminar la enfermedad de cara al año 2026. 

La fiebre amarilla es una enfermedad hemorrágica vírica que se transmite mediante la picadura de los mosquitos infectados y constituye una preocupación todavía latente.

Tras los brotes de 2016 en Angola y la República Democrática del Congo, se creó la Estrategia mundial para eliminar las epidemias de fiebre amarilla, EYE en sus siglas en inglés. El plan se encuentra liderado por la Organización Mundial de la Salud, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, la ONG Gavi y sus socios, los cuales se han comprometido este martes a garantizar la vacunación de cerca de mil millones de personas en veintisiete de los países afectados.

El virus es endémico en 34 países africanos o determinadas regiones de los mismos. De acuerdo con las estimaciones, entre 84.000 y 170.000 personas padecieron esta enfermedad en 2013, y entre 29.000 y 60.000 murieron como consecuencia de ella.

Entre las medidas principales, se busca que los países apliquen el Reglamento Sanitario Internacional y fortalezcan los sistemas de salud, de tal manera que se encuentren capacitados para hacer frente a futuras amenazas. Ello implica formar equipos de expertos y priorizar las medidas de prevención y análisis de riesgos.

No obstante, la vacunación es la mejor arma contra la fiebre amarilla: una simple dosis garantiza inmunidad de por vida por el valor de un dólar. Asegurar la vacunación constituye la tarea principal de esta asociación de organizaciones.

“Esta estrategia integral e internacional ofrece una oportunidad sin precedentes para terminar con las devastadoras epidemias de fiebre amarilla, que azotan África de forma constante”, declaró Seth Berkley, director ejecutivo de Gavi, y añadió que “garantizar acceso a vacunas a las comunidades más vulnerables a través de sistemas rutinarios resulta fundamental a la hora de conseguirlo”.

Hoy en día, los proveedores seleccionados por la Organización Mundial de la Salud se encargan de proporcionar vacunas. Desde 2001, la producción se ha cuadruplicado de veinte a ochenta millones de dosis y se prevé que se extienda en los años venideros.

“Dado que la mitad de las personas vacunadas son niños menores de quince años, la campaña resulta crucial para salvar sus vidas y ayudará a terminar con esta enfermedad”, señaló Stefan Peterson, oficial de servicios de salud en UNICEF.

Mediante la colaboración, las organizaciones confían en que se pueda acabar con las epidemias de fiebre amarilla para 2026 y que se podrá gestionar la vacunación de forma consistente con la demanda.

 

Visto 36 veces