Viernes, 15 Junio 2018 12:23

Nicaragua: Urgente poner fin a la violencia y restablecer el diálogo

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Los disturbios políticos y sociales que tienen lugar en Nicaragua desde hace dos meses han causado la muerte de al menos 148 personas y han herido a más de 1300. 

Un grupo de expertos de la ONU en derechos humanos urgió este jueves al Gobierno del país centroamericano a poner fin inmediatamente a la violencia y la represión y a entablar un diálogo político.

Un comunicado conjunto de ocho relatores especiales condenó enérgicamente los actos de violencia, represión y acoso, y exhortó al Estado a proteger a sus ciudadanos y garantizarles sus derechos.

"Estamos profundamente preocupados por la violencia sostenida en Nicaragua desde el 18 de abril de 2018. Hay que encontrar un camino inmediato y coherente a través de un diálogo político genuino como primer paso para aplacar la situación y poner fin a la crisis", apuntaron.

Los expertos se refirieron a las recomendaciones elaboradas por una delegación de la Comisión Interamericana de derechos humanos que visitó el país en mayo pasado e instaron al Gobierno nicaragüense a cumplir con ellas, en vista de que fueron aceptadas.

Reconocieron que ha habido algunos avances en la dirección correcta, pero reiteraron su consternación por la represión y el uso de la fuerza excesiva e indiscriminada por parte de la policía antimotines y en general de todas las fuerzas del Estado, así como de los grupos armados progubernamentales. Esa violencia no ha cesado, señalaron, lo que ha provocado numerosos muertos y heridos.

Además, se han producido presuntas detenciones arbitrarias, cierres y ataque cibernéticos a varios medios de comunicación y ataques a algunas universidades, denunciaron.

Destacaron también las amenazas e intimidaciones contra periodistas, estudiantes, sacerdotes y manifestantes, así como contra defensores de derechos humanos y otros activistas que apoyan las protestas y llamaron al Gobierno a garantizar que puedan desempeñar su trabajo en condiciones de seguridad.

Del mismo modo, repudiaron el hostigamiento y represalias contra los trabajadores de salud que atienden a los heridos en las manifestaciones.

"Hacemos un llamamiento al Gobierno de Nicaragua para que respete sus obligaciones de derechos humanos y lleve a cabo investigaciones prontas, imparciales y efectivas de las presuntas violaciones, y para enjuiciar y sancionar a los responsables", apuntaron los expertos.

Finalmente, solicitaron a las autoridades del país permitir la visita de los relatores y autorizar una misión de monitoreo de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

 

Visto 49 veces