Jueves, 01 Noviembre 2018 12:36

Pittsburgh: Marchan mientras Trump visita el sitio del tiroteo

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Miles de personas marcharon el martes en la ciudad de Pittsburgh para manifestarse en contra de la visita del presidente Donald Trump a la ciudad y a la sinagoga Árbol de la Vida, donde 11 fieles judíos fueron asesinados a tiros el sábado, en un hecho que se ha descrito como el ataque antisemita más mortífero en la historia de Estados Unidos. 

Trump estuvo acompañado por su esposa Melania, su hija Ivanka, su yerno Jared Kushner, el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, y su principal asesor político, Stephen Miller. Fueron recibidos por el rabino de la sinagoga, Jeffrey Myers, y el embajador israelí en Estados Unidos, Ron Dermer.

La visita de Trump se produjo a pesar de haber sido boicoteada públicamente por numerosos líderes locales, entre ellos el alcalde Bill Peduto, una ex lideresa de la sinagoga y un grupo de importantes judíos locales que le dijeron al presidente que no será bienvenido en la ciudad hasta que “denuncie por completo al nacionalismo blanco”. Estas son las palabras del tío de Stephen Miller, el doctor David Glosser, quien habló a principios de esta semana en Democracy Now!, afirmó: “El señor Trump ha adoptado la política de vilipendiar y deshumanizar a los hispanos, a los musulmanes y a cualquier persona que no sea de raza blanca, a los que se ha referido como animales infrahumanos que están infestando nuestro país, como insectos o ratas. No se equivoquen al respecto: este es un tipo de propaganda idéntica a los comentarios racistas que solían exteriorizarse durante los mítines del Partido Nazi en Alemania en la década de 1930”.

Mientras la familia Trump visitaba la sinagoga, los manifestantes marcharon por el vecindario del templo, Squirrel Hill. Cuando la comitiva de Trump abandonó el área, algunos de los manifestantes se volvieron de espaldas y se arrodillaron, en señal de protesta.

El martes se llevaron a cabo los primeros tres funerales de las víctimas del tiroteo, los de los hermanos Cecil y David Rosenthal y el doctor Jerry Rabinowitz, un célebre médico que trató a muchos pacientes con sida en plena epidemia durante las décadas de 1980 y 1990. Está previsto que hoy se lleven a cabo más funerales.

Democracy now