Viernes, 12 Mayo 2017 10:49

Medidas más enérgicas para proteger a los activistas en Colombia

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

 Los embajadores del Consejo de Seguridad de la ONU y el jefe de la Misión de Naciones Unidas en Colombia visitan una zona veredal de transición y normalización en el departamento del Meta.

Foto: Archivo.

Tras su visita a Colombia, entre el 3 y el 5 de mayo, el Consejo de Seguridad de la ONU emitió este jueves una declaración en la que reconoce los desafíos que plantea la implementación del Acuerdo de Paz en el país y aplaude los progresos del Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC-EP) para lograrlo.

Uno de los puntos de preocupación expresados se refiere a los recientes asesinatos de líderes y otros miembros de comunidades que han sido, de por sí, muy afectadas por el conflicto.

Reconoció los esfuerzos del gobierno y la determinación para abordar este problema, pero subrayó la necesidad de medidas aún más enérgicas para garantizar la seguridad de esas personas y la protección de sus dirigentes.

El Consejo encomió la llegada pacífica de casi 7.000 miembros de las FARC a las zonas y puntos acordados para la dejación de armas.

También, subrayó la importancia de la plena participación de las mujeres para garantizar el éxito del proceso, especialmente en aspectos como la dejación de armas, además de la adopción de medidas para la reincorporación de los ex combatientes a la sociedad y para la reconciliación.

Finalmente, agradeció la contribución de los países garantes y reiteró su compromiso de apoyar la implementación del Acuerdo.

Modificado por última vez en Viernes, 19 Mayo 2017 11:19