En Afganistán al menos 40 personas murieron y decenas más resultaron heridas en un atentado suicida con bomba en la capital, Kabul. 

Atentados suicidas en Afganistán rematan violenta semana en la que murieron 250 personas. 

El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, y la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) condenaron el asalto a una mezquita en la localidad de Herat que causó 31 muertos y más de 60 heridos. 

El número de civiles muertos y heridos en el conflicto en Afganistán en los primeros seis meses de 2017 registró de nuevo cifras récord, tan o más altas que el año anterior, según un informe de Naciones Unidas.

En la capital de Afganistán, Kabul, un ataque con bomba cerca de la Embajada de Alemania dejó un saldo de más de 80 muertos y más de 350 heridos a la hora pico el miércoles por la mañana.