Por tercer año consecutivo el hambre aumentó en América Latina y el Caribe mientras que la obesidad se ha convertido en la mayor amenaza nutricional de la región con 250 millones de personas que viven con sobrepeso, o el 60% de la población. 

Un tercio de todos los residuos urbanos generados en América Latina y el Caribe aún terminan en basurales a cielo abierto o en el medio ambiente, una práctica que afecta la salud de sus habitantes y está contaminando los suelos, el agua y el aire. 

“Nuestro pueblo tiene derecho a recibir también buenas noticias”, enfatizó el presidente Tabaré Vázquez, al anunciar que la prestigiosa revista Global Markets distinguió a Danilo Astori como el Ministro de Finanzas del Año de América Latina. 

Latin Trade publica ranking 2018 de las principales 500 empresas de América Latina. 

América Latina tiene el menor consumo per cápita de pescado a nivel mundial con solo 9,8 kilos por año, pero la Organización para la Alimentación y la Agricultura prevé un fuerte aumento de su ingesta, lo que no sólo afectará a los hábitos alimenticios, sino a las exportaciones. 

El aumento de las tensiones comerciales, las dudas respecto a las políticas monetarias, los niveles de endeudamiento y las tensiones geopolíticas amenazan las positivas perspectivas de crecimiento de la economía mundial, según las estimaciones de un estudio presentado este jueves en Nueva York. 

Las perspectivas económicas para este año en la región suben impulsadas por el crecimiento de Brasil y México. Venezuela se desploma y su inflación se dispara. La economía mundial crecerá un 3,9% en 2018. 

La directora de la Organización Panamericana de la Salud pidió mejores políticas públicas para enfrentar enfermedades como el cáncer, la diabetes, las dolencias cardiovasculares o las respiratorias que causan 5,2 millones de muertes al año y traen costos enormes para la región. 

América Latina cuenta con más áreas protegidas que ninguna otra región del mundo. 

La Organización Panamericana de la Salud reiteró su recomendación de que los viajeros internacionales deben vacunarse contra la fiebre amarilla al menos diez días antes de viajar o visitar zonas donde circula el virus. 

Página 1 de 2