En Brasil, agrupaciones en favor de los derechos humanos advierten en una carta abierta que los últimos pueblos indígenas no colonizados de la Amazonia se enfrentan al “genocidio”, en medio de incendios arrasadores y crecientes incursiones en sus territorios. 

En el norte de Bolivia, las fuertes lluvias en la Amazonia de los últimos días han puesto bajo control los intensos incendios, después de que más de cuatro millones de hectáreas de tierra se quemaran en los últimos dos meses. 

Los recientes incendios de la Amazonía brasileña y boliviana pusieron de manifiesto la importancia del bioma amazónico para el equilibrio y para el futuro de la vida. 

Indígenas de la Amazonía dicen que el Gobierno del presidente de extrema derecha Jair Bolsonaro está alentando la destrucción de la selva. 

Naciones Unidas llama a la protección de la Amazonía en medio de temores de que miles de incendios en todo Brasil destruyan rápidamente la selva tropical más grande del mundo y se allane el camino para una catástrofe climática. 

El Sínodo pan-amazónico que se celebrará en octubre de este año en Roma demanda un mejor saber sobre el ecosistema amazónico. Hay que deshacer mitos. 

Indígenas y ambientalistas protestan por el plan gubernamental para construir una autopista en la Amazonia.