El Secretario General de la ONU, António Guterres, está “preocupado” por los incidentes violentos que han ocurrido en Honduras tras las elecciones del 26 de noviembre y confía en que las autoridades “mantengan el estado de derecho y el respeto a los derechos humanos”. 

Vista aérea de Jerusalén. Foto: ONU/Rick Bajornas

 

El Secretario General de la ONU declaró este miércoles que la cuestión del estatus de Jerusalén debe ser resuelta por negociaciones directas entre israelís y palestinos, sobre la base de las resoluciones del Consejo de Seguridad y de la Asamblea General de la ONU, y tomando en cuenta las preocupaciones de ambas partes.

 

La declaración de Antonio Guterres a la prensa en Nueva York vino a continuación del anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel y de trasladar la embajada estadounidense de Tel Aviv a la Ciudad Sagrada.

“Entiendo el profundo significado que Jerusalén tiene en el corazón de muchas personas. Lo ha tenido durante siglos y siempre lo tendrá”, afirmó el Secretario General.

“En estos momentos de gran ansiedad, quiero dejarlo claro: no existe ninguna alternativa a la solución de dos Estados. No hay ningún Plan B”, aseveró.

Guterres resaltó que desde que iniciara sus labores como Secretario General de la ONU, se ha expresado de manera reiterada en contra de cualquier medida unilateral que perjudique el proceso de paz entre israelíes y palestinos.

“Solo a través de la realización de la visión de dos Estados viviendo juntos en paz, seguridad y reconocimiento mutuo, con Jerusalén como capital de Israel y Palestina y a través de negociaciones para solucionar de manera permanente las cuestiones de estatus final, podremos alcanzar las aspiraciones de los dos pueblos”, afirmó.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, condenó enérgicamente el atentado perpetrado por presuntos militantes anti-Balaka, contra un convoy de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Centroafricana (MINUSCA). 

El Secretario General de Naciones Unidas, António Guterres, lamentó profundamente la pérdida de vidas y los daños causados por el terremoto acontecido este domingo en la frontera entre Irán e Irak. 

Preocupado ante la renuncia del Primer Ministro libanés, Saad Hariri, el Secretario General de la ONU expresó este domingo su esperanza de que la nación continúe brindando su apoyo a las instituciones del Estado. 

En el tercer día de su visita a la República Centroafricana, el Secretario General de la ONU reconoció el difícil trabajo que llevan a cabo las fuerzas de policía y de mantenimiento de la paz en el país. 

El Secretario General de la ONU pidió una vez más al gobierno y a la oposición de Venezuela reanudar el diálogo en beneficio de los ciudadanos y reiteró su apoyo a los mediadores internacionales y regionales que trabajan con ese objetivo.

En un comunicado publicado este martes por su portavoz, Stéphane Dujarric, António Guterres aseguró estar convencido de que la crisis en Venezuela no puede ser resuelta mediante la imposición de medidas unilaterales, sino que requiere una solución política basada en el diálogo y el mutuo acuerdo.

Dujarric aseguró que el titular de la ONU sigue de cerca los acontecimientos en el país sudamericano y le preocupa que los recientes sucesos aumenten aún más las tensiones y alejen a la nación del camino hacia una solución pacífica.