La policía de Honduras arrestó a un ejecutivo de alto rango de una compañía hidroeléctrica por su conexión con el asesinato de la mundialmente conocida ambientalista hondureña Berta Cáceres, cometido hace dos años.