La Organización de las Naciones Unidas se unió a organizaciones de defensa de los derechos humanos para alertar sobre la prevista repatriación de refugiados rohingyás de Bangladesh a Birmania. 

La organización Amnistía Internacional le retiró el Premio Embajadora de Conciencia –su más alto galardón– a la líder birmana Aung San Suu Kyi, en respuesta a las atrocidades militares y la persecución continuada a la que es sometida la minoría musulmana rohingyá en Birmania. 

Facebook expulsa de sus plataformas al comandante en jefe del Ejército birmano después del informe de genocidio de Naciones Unidas.