Las autoridades de Bangladesh afirman que al menos 80 personas murieron en un gran incendio que devastó varios edificios de un vecindario marginal y de siglos de antigüedad, ubicado en la capital Dhaka.