El viernes se encontró el cuerpo del periodista Edgar Daniel Esqueda en la ciudad mexicana de San Luis Potosí, con numerosas heridas de bala y con signos de haber sido torturado.