Italia se ha visto sumida en una crisis política tras el anuncio de la dimisión del primer ministro, Giuseppe Conte, el martes.