El gobierno húngaro ha sido acusado de interrumpir el suministro de alimento a los inmigrantes que viven en campamentos transitorios, en un intento por lograr que desistan de sus solicitudes de asilo. 

Se alerta a la población sobre la presencia en Uruguay de alimentos asociados a un brote de listeriosis en Europa, para que adopte las medidas precautorias necesarias. 

En Hungría, el primer ministro Viktor Orban, de extrema derecha, ganó su tercer mandato consecutivo tras llevar a cabo una campaña xenófoba y contra los inmigrantes.