El terremoto en Indonesia de magnitud 7,0 mató a 91 personas; se espera que aumenten las muertes registradas.