Con el inicio de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, previsto para este viernes, Corea del Norte y Corea del Sur siguen recurriendo a esa competencia deportiva como una oportunidad para reducir las tensiones en la península.