La tragedia eleva a cinco el número de periodistas asesinados en México en lo que va de año y, según la Oficina de Derechos Humanos de México, la justicia es la principal herramienta para combatir las agresiones contra mujeres periodistas.