La fiscalía nacional de Israel vincula directamente a primer ministro Netanyahu en caso de soborno a Bezeq.