El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debatió este miércoles la situación en Nicaragua, a petición de Estados Unidos, pese a la oposición de China, Rusia, Bolivia y Etiopía que no consideran la situación en ese país como una amenaza a la paz internacional. 

La Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de ONU para los Derechos Humanos informó este viernes en un comunicado que el Gobierno nicaragüense dio por concluida la invitación de la misión que se encontraba en ese país para dar acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguimiento, compuesta por representantes del Diálogo Nacional. 

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) acusó al Gobierno de Nicaragua de reprimir y tomar represalias contra los críticos del gobierno tras una ola de protestas que se desató en el país a partir de abril. 

El delgado, estudiante de medicina que trabajó como paramédico en las protestas en Nicaragua, hasta que paramilitares armados lo detuvieron el mes pasado. 

Según Naciones Unidas son 23.000 nicaragüenses huyeron hacia Costa Rica a causa de la violencia. 

La ciudad de Masaya, el feudo rebelde al gobierno de Daniel Ortega, fue tomado militarmente por fuerzas del gobierno pese al repudio local e internacional, con un saldo de al menos 3 fallecidos, que se suman a una lista de más de 350 personas muertas en una crisis que se alarga más de tres meses. 

Los gobiernos de trece países expresaron su preocupación por los hechos ocurridos en Nicaragua, calificados como “graves y reiterados hechos de violencia que provocaron la pérdida de 300 vidas así como centenares de herido”, exige el cese de la violencia e insta al diálogo en un clima de respeto a las libertades fundamentales, tomar las recomendaciones de la OEA y la celebración de elecciones. 

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU, que tiene una misión en el país, siguió de cerca el asalto armado de 15 horas contra una iglesia cercana a la Universidad Nacional de Nicaragua, donde se refugiaban varios estudiantes.  

Miles de personas han protestado contra el gobierno de Nicaragua desde abril. 

El Gobierno de Nicaragua debe adoptar medidas importantes para evitar una mayor pérdida de vidas, hacer frente a la impunidad y garantizar la justicia a las víctimas tras semanas de protestas y violencia, asegura Zeid Ra´Ad Al Hussein en un comunicado.

Página 1 de 2