En Nueva York, ocho personas fueron arrestadas durante una protesta realizada en la residencia en Manhattan del director ejecutivo de la multinacional de banca de inversión y servicios financieros JPMorgan Chase, Jamie Dimon, como parte de una acción no violenta de desobediencia civil.