Hombre armado abre fuego en estación de radio comunitaria de Madison, Wisconsin. 

En Afganistán, mueren 14 personas en ataque suicida del Estado Islámico contra congregación de líderes religiosos. 

Israel bombardeó decenas de objetivos iraníes en territorio sirio, en el mayor ataque que dirige desde que comenzaron los enfrentamientos en ese país, en 2011. 

En Toronto un conductor arremetió contra peatones: murieron diez personas y otras 15 resultaron heridas. 

Un terrorista hizo explotar un artefacto explosivo improvisado cerca de un centro de registro de votantes en una parte de la ciudad poblada en su mayoría por musulmanes chiítas. 

Después de los bombardeos, el Secretario General de ONU Antonio Guterrez recordó que en materia de paz y seguridad la comunidad internacional debe actuar de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas y ha solicitado al Consejo de Seguridad que se una para ejercer su principal responsabilidad de mantener la paz y la seguridad mundial. 

Luego del ataque perpetrado contra miembros de la Misión de la ONU en Mali, tanto el Secretario General como el Consejo de Seguridad han asegurado que sus autores no socavarán la determinación de la Organización de apoyar al pueblo de ese país en su búsqueda de la paz y la estabilidad. 

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas se reunirá hoy para analizar la crisis en Siria, incluyendo un presunto ataque con armas químicas durante el fin de semana que mató a decenas de personas. 

Desde el 4 de febrero hubo más de 1200 incidentes violentos hacia civiles, que dejaron al menos 346 muertos y 878 heridos. 

Afganistán declaró un día nacional de luto tras la muerte de más de cien personas en un atentado suicida en Kabul, la capital, el sábado pasado. 

Página 1 de 2