No está claro cuántas personas siguen atrapadas en Guta Oriental, cerca de Damasco, en Siria. 

La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, ha pedido a los combatientes que dejen salir a los 8.000 civiles atrapados en Raqqa mientras prosiguen los combates para expulsar al ISIS.