Gobierno de Theresa May en crisis tras la renuncia de dos altos oficiales.