El gobierno de Colombia y la Oficina de la ONU Contra la Droga y el Delito (UNODC) firmaron un histórico acuerdo para abordar la reducción del cultivo y la producción de coca que impulsaron el conflicto en el país. 

Más de 17.200 hectáreas de cultivos ilegales de hoja de coca, materia prima de la cocaína, han sido destruidas en Perú desde comienzos de 2017, en operativos donde también se han desmantelado 94 instalaciones para producir la droga, anunció hoy el Ministerio del Interior en un comunicado.