Con la reciente escalada del conflicto en Yemen, el acceso de la población a alimentos, agua y medicina es cada vez más difícil y su sufrimiento empeora, dijeron este martes Ismail Ould Cheikh Ahmed, el enviado especial de la ONU para Yemen, y Mark Lowcock, el jefe de operaciones humanitarias de la ONU, en una reunión cerrada del Consejo de Seguridad.