La productora cinematográfica Weinstein se prepara para declararse en quiebra.