Los inmigrantes a bordo de un buque de rescate español desembarcaron el martes en la isla italiana de Lampedusa, después de que el martes un fiscal italiano ordenara a las autoridades confiscar y evacuar el barco, poniendo fin a un enfrentamiento de casi tres semanas entre Italia y la organización benéfica que opera la embarcación.