Mientras tanto, la esposa del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, compareció el domingo en una sala de audiencias de Jerusalén, enfrentando un juicio por fraude y abuso de confianza.