Excombatientes de las FARC que colocaron minas en territorios de todo el país ahora trabajan para recogerlas.