Los restos de miles de cuerpos han sido hallados en más de 200 fosas comunes descubiertas en áreas anteriormente controladas por el grupo ISIS en Iraq entre 2014 y 2017, según destaca un informe conjunto de la Misión de Asistencia de la ONU en ese país y la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos publicado este martes.