Desde el 30 de marzo, al menos 27 palestinos han muerto por las acciones del ejército israelí y miles más han resultado heridos en la franja de Gaza.