En Grecia, una huelga general nacional de 24 horas paralizó las principales industrias, incluyendo el transporte, la educación, la salud y los fletes.