En Nigeria, dos atentados suicidas con bomba en una mezquita en la ciudad de Mubi, al noroeste del país, dejaron un saldo de al menos dos docenas de muertos y más de 50 heridos.