El gobierno de Corea del Norte se prepara para liberar a ciudadanos estadounidenses encarcelados antes de la cumbre.