Los “Papeles del Paraíso” revelan que donantes adinerados invirtieron 350 millones de dólares en las elecciones estadounidenses de 2016.