La Cruz Roja evacuó de Yemen a 71 miembros de su personal, en medio de crecientes amenazas y riesgos relacionados con la seguridad de los trabajadores humanitarios de la organización.