Mostrando artículos por etiqueta: refugiados

La Agencia de la ONU para los Refugiados, ACNUR, ha pedido a los combatientes que dejen salir a los 8.000 civiles atrapados en Raqqa mientras prosiguen los combates para expulsar al ISIS. 

El número de refugiados rohingya que han huido de Myanmar en dirección a Bangladesh se incrementó hasta 509.000 personas, informó hoy la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA). 

Más de 3,5 millones de niños refugiados de entre 5 y 17 años no tuvieron la oportunidad de asistir a la escuela durante el último año académico, indicó hoy la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR). 

El hambre los empuja hacia EE.UU

 

Revelan relación entre la migración irregular hacia EE.UU y la inseguridad alimentaria en El Salvador, Guatemala y Honduras.

Hay una correlación entre las prolongadas sequías y la inseguridad alimentaria en El Salvador, Guatemala y Honduras y el aumento de la migración irregular de ciudadanos de estos países hacia Estados Unidos, reveló un nuevo estudio realizado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y otros organismos multilaterales.

Los jóvenes y aquellos que viven en una situación particularmente vulnerable son quienes más tienden a migrar, especialmente aquellos que habitan en el llamado “Corredor Seco”, la zona que atraviesa los tres países centroamericanos más propensa a las sequías.

El informe “Seguridad alimentaria y migración”, demuestra la necesidad de invertir en programas alimentarios a largo plazo para alentar a las personas a quedarse en sus comunidades y así reducir el impacto en sus familias, que se quedan atrás, y, además, evitar los riesgos que sufren los migrantes al emprender viajes peligrosos.

“Los programas de seguridad alimentaria a largo plazo en zonas tan vulnerables como el Corredor Seco centroamericano donde más de 2 millones de personas han estado en situación de inseguridad alimentaria en los últimos 4 años debido a una sequía consecutiva, tienen que implementarse rápidamente para evitar no solamente más vulnerabilidad y más cuestiones humanitarias sino menos migración”, dijo el director regional del PMA para América Latina y el Caribe, Miguel Barreto.

 

Los familiares de quienes migran se enfrentan a la carga de pagar sus deudas y, si la migración no tiene éxito, estas deudas se agrandan y la inseguridad alimentaria aumenta. Muchos centroamericanos tienen que vender sus tierras, animales y pertenencias para poder comer.

Por otro lado, el 78% de las familias entrevistadas en el estudio aseguraron que reciben remesas y para el 42% son la única fuente de ingresos.

 

“Las remesas que vienen del exterior después que las personas migran no solucionan el problema”, agregó Barreto.

 

Más de la mitad del dinero recibido de los emigrantes es utilizado por los miembros de la familia para comprar alimentos, seguido por las inversiones agrícolas -como comprar tierras y animales- e invertir en pequeñas empresas.

 

El estudio fue financiado y producido conjuntamente por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), con la colaboración de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Madre indocumentada Nury Chavarría se refugia en iglesia de Connecticut, en Estados Unidos. 

 Varias agencias humanitarias publicaron este lunes un plan de acción para mejorar la situación de los niños refugiados y migrantes que llegan a Europa sin sus padres ni cuidadores.

Miles de migrantes fueron rescatados en el Mediterráneo, mientras algunos otros murieron en el peligroso viaje a Europa. 

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) presentaron en San Pedro Sula, Honduras, una estrategia municipal para crear espacios de protección para los niños y adolescentes migrantes de 28 municipios del país. 

Unos 200 niños murieron este 2017 al embarcarse en la peligrosa ruta del Mediterráneo central, según las cifras del Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF).

El número de niños migrantes y refugiados que viajan sin acompañantes alcanzó un record histórico, advirtió UNICEF.

Al menos 300.000 menores s migraron sin sus familias entre 2015 y 2016, una cifra cinco veces superior a la registrada en el período 2010-2011, cuando alcanzaban los 66.000.

El informe de UNICEF presentado este jueves, indica que los niños toman rutas peligrosas y muchas veces, en sus esfuerzos por llegar a su destino, caen en las manos de traficantes y tratantes.

"Un solo niño viajando solo ya es demasiado, estamos fallando como adultos por no protegerlos. Los traficantes explotan su vulnerabilidad por motivos egoístas y los ayudan a cruzar fronteras sólo para venderlos como esclavos o forzarlos a prostituirse", alertó el director adjunto de UNICEF, Justin Forsyth.

El documento de UNICEF resalta que un 28% de las víctimas de trata de personas son niños, y que África Subsahariana y Centroamérica y el Caribe tienen las cifras más altas de incidencia de este crimen.

Un total de 200.000 niños pidieron asilo en 80 países entre 2015 y 2016, otros 100.000 fueron detenidos en la frontera entre México y Estados Unidos y 170.000 intentaron migrar a Europa.

En el marco de la próxima reunión del G7 en Italia, UNICEF pidió a los gobiernos adoptar una agenda diseñada para proteger a los niños migrantes y refugiados y garantizarles su bienestar.

El plan incluye terminar con la detención de pequeños que buscan asilo, dejar de separar a sus familias y ofrecerles educación y protección en contra de la explotación y la violencia.

Página 5 de 6