En Afganistán, mueren 14 personas en ataque suicida del Estado Islámico contra congregación de líderes religiosos. 

Un terrorista hizo explotar un artefacto explosivo improvisado cerca de un centro de registro de votantes en una parte de la ciudad poblada en su mayoría por musulmanes chiítas.